Formación

Formar significa dar forma, y por tanto generar cambios en la actuación de las personas y las organizaciones. Esta definición implica que los actos formativos, tienen que estar encaminados estratégicamente a hacer que tanto personas y como consecuencia la propia organización, dominen los cometidos, competencias y tareas que afrontan en su día a día. Dado que “lo único que no cambia en el universo es, que todo está cambiando” el esfuerzo formativo ha de ser constante para adaptarse exitosamente.

Los buenos profesores son caros; pero los malos, lo son todavía más. Bob Talbert.

facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

Deja tu opinión

Su cuenta email no será publicada